Solamente con el hecho de que existas, hace que seas una persona especial. Puede ser que otras personas no comportan lo que tú piensas de ti mismo, pero créeme lo más importante es lo que tú pienses de ti. Los grandes errores de algunas culturas enseñan a darle más valor a las opiniones de otras personas, dejando atrás nuestros valores y creencias por el simple hecho de que está mal visto salirse fuera del rebaño y ser la oveja negra.

( Amarse a si mismo es el comienzo de un romance eterno. Oscar Wilde).

Una de las peores decisiones que podemos tomar y así acabar con una infelicidad profunda y dolorosa es no enamorarse de uno mismo, y darle nuestra razón de existir a otras u otras personas para que dirijan nuestras vidas como por ejemplo: una pareja que no te deje ser tú mismo, que no te permita evolucionar como ser humano por sus propios miedos a ser abandonado, o también unos padres castradores que no soporten que eres una persona adulta y responsable de tus actos, sabiendo que tú puedes tomar tus propias decisiones, sin ellos aceptar que se tienen que apartar de tu camino para que tú puedas recorrerlo solo.

Sugerencia: ¿ Qué piensas de ti mismo?, te recuerdo que los pensamientos influyen directamente en la mente, el cuerpo y las emociones. Cómo dice la gran experta del tema Louise Hay( tus pensamientos crean tu vida), te conviertes en lo qué piensas, por esta sencilla razón tienes que observar muy de cerca tus pensamientos y fluir con los que te hacen vibrar de una manera positiva y feliz, y con el resto que no estén en sintonia contigo deja que fluyan y no luches contra ellos.

Reflexión:

El pensamiento positivo fluye y se expande, el negativo al no aceptarlo lo reprimimos y lo que hacemos es el efecto contrario le damos más fuerza, deja que fluya para que siga su camino y así liberarte de el.

.

ANA MARÍN.