Fluir con la vida parece ser que está de actualidad, incluso gente cercana nos dicen… debes de fluir, la vida es sabia y pone todo y a todos en su lugar. Pero que fácil es dar ese consejo y que difícil es practicarlo sobretodo cuando estás metida en una historia que no sabes ni cómo te metiste y mucho menos como salir, y claro estos que lo suelen decir no tienen ni idea de cómo fluir más que nada porque pocos tienen tiempo de parar en su frenética vida y sincerarse con ellos mismos para saber si están viviendo la vida que quieren o por lo contrario se han dejado llevar por la vida sin conciencia hacia un lugar de insatisfacción e infelicidad total.

Si que es verdad que estamos viviendo una época en que despiertas o despiertas, hay dos opciones o sigues fluyendo de una manera insana y sin conexión esperando que tu vida sea plena y feliz ( algo imposible si no eres consciente de ti mismo y de tus necesidades para evolucionar ), o por el contrario fluyes con la vida aceptando sin resistencia los cambios que se van presentando de una manera positiva y sabiendo que estos cambios te sirven para mejorar como ser humano teniendo más compasión con tus semejantes y también hacia tu persona.

” Aprende a fluir desde tu corazón, no te resistas y sobretodo practica la compasión, eso hará que estés más en sintonía con la vida e indirectamente  esto te aportara paz y alegría”.

Ana Marín: Coach para la Ansiedad.